Francisco De Luna /

Xalapa, Ver.-El cuerpo de Mara Fernanda Castilla Miranda llegó a las 10:55 de la mañana a la parroquia “María Madre” donde se ofició la misa.

Ahí llegaron dos camiones cargados de flores, todas ellas eran de amigos y familiares quienes en su mayoría vestían de color negro y gafas oscuras.

La joven fue velada en la funeraria “Bosques del Recuerdo” y será sepultada en el panteón del mismo nombre.

Bajo un ambiente de angustia y rotros cansados de llorar, se desarrolló la misa en la calle Cempoala del fraccionamiento Los Ángeles en la ciudad de Xalapa.

La joven tenía 19 años de edad. Fue asesinada por un taxista del “servicio controlado” en el estado de Puebla.

El féretro llegó a la iglesia, donde lo esperaban con flores. La tristeza invadió una vez más a quienes exigen justicia por el crimen contra Mara.

La joven hace año y medio dejó la ciudad de Xalapa para continuar sus estudios de Ciencias Políticas en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP).

Mara salió a convivir con sus amigos y al regresar al lugar donde vivía, abordó un taxi de Cabify, pero no llegó a su destino. Esto ocurrió el viernes 8 de septiembre, día en que fue la última vez que la vieron con vida.

Ante la preocupación de que no llegaba, sus amigos y familiares hicieron la campaña de búsqueda a través de redes sociales y posteriormente los medios de comunicación retomaron el caso.

Pero éste 15 de septiembre, Mara fue encontrada asesinada. Estaba envuelta en una sábana, su cuerpo fue tirado a orillas de la carretera.

Las primeras investigaciones ministeriales indican que la joven fue violada y estrangulada por el taxista de Cabify.

A las 16:00 horas de éste domingo 17 de septiembre familiares y amigos, convocaron a una marcha para exigir justicia en el caso de Mara y también pedir seguridad para el estado de Veracruz.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here