Proyecto minero comienza a afectar entorno ecológico de Veracruz

Compartir

Francisco De Luna/

Xalapa, Ver.-Los activistas ambientales y pobladores de las regiones de los municipios de Actopan y Alto Lucero exigen la cancelación definitiva de los proyectos mineros “La Paila” y “El Cobre”.

Los integrantes de La Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambietal (Lavida) indicaron que continúa la detonación de explosivos a un distancia de tres kilómetros de la Central Nucleoeléctrica “Laguna Verde”.

Esto representa peligro de eventos radioactivos, denunciaron públicamente durante la rueda de prensa en la ciudad de Xalapa la mañana de éste miércoles 4 de octubre.

Las empresas Candelaria Mining y Almaden Minerals, son las que tienen la concesión para la explotación de las dos minas de oro, plata, cobre y bronce.

El proyecto pretende eliminar 256 hectáreas de vegetación se selva baja y encinares tropicales, con ello se derribarían 353 mil 93 árboles.

“Para obtener un metro cúbico de oro el proyecto pretende utilizar un total de 5 mil 754 metros cúbicos de agua proveniente de pozos. Es inadmisible porque esta zona carece de agua”, refirieron los activistas de Lavida.

La mina tiene cercanía con Laguna Verde y está a tres kilómetros de esta nucleoeléctrica por eso consideran que se trata de un peligro para la población, explicó Emilio Rodríguez, integrante de La Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental.

Otra de las preocupaciones ambientales es que las actividades mineras dañarán directamente al corredor de aves migratorias más importantes del mundo.

“Diversas especies se verían seriamente afectadas por la pérdida de hábitat y por la dispersión de sustancias altamente tóxicas. Más del 90 por ciento de la población mundial de varias especies migran por esta zona”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.