Andrea Martín/

Veracruz,Ver.-Cuatro integrantes de una familia disfrutaban de sus vacaciones en Veracruz a la altura de la Playa La Bamba, cuando una ola repentinamente los arrastró hacia las rocas, llevándose al papá, y a sus dos hijos menores de edad. La mamá gritaba pidiendo auxilio, desesperada al ver a su familia atrapada y a punto de ahogarse en la escollera.

Samuel Jiménez Díaz quien vende raspados en la orilla del malecon de Boca del Río sin pensarlo, acudió corriendo a las afiladas rocas, y con ayuda de su playera, cobijas y un cinturón proporcionados por otros bañistas que se encontraban en las cercanías, logró recatarlos y ponerlos sanos y salvos.

El desafortunado evento terminó con un saldo no mayor a una familia asustada con heridas leves, y un par de zapatos destrozados por las afiladas rocas de la escollera; los zapatos de Samuel… quien después de haber actuado de manera ejemplar, regresó y atendió su puesto de raspados.

¡Hagámoslo viral! ¡Está clase de héroes necesita México!

Y si lo ven por el malecón, cómprenle un raspado. Eso y más merece este buen hombre.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here