Williams Cortez/

Xalapa, Ver.- Policías Municipales de Orizaba fuertemente armados fueron grabados por ciudadanos levantando a una vendedora ambulante de la zona centro de aquella ciudad y sometiendo a un joven que los grababa.

Los hechos ocurrieron la tarde de este viernes en Orizaba, cuando tres policías obesos, entre ellos una mujer, que viajaban en la patrulla BETA-PA-84, arrestaron a una mujer que vendía en la vía pública y cargaron con unas cubetas en dónde llevaba su mercancía.

La escena provocó la molestia de algunos paseantes, quienes se atrevieron a encarar a los policías diciéndoles los siguiente: “Eso se le llama agresión, eso no es trabajo”, “y a los ladrones no los paran”, “a los delincuentes ahí los dejan, se llevan su mochada”.

Uno de los policías se bajó de la patrulla y encaró a un joven que vestía playera color morada, pantalón negro y tenis, retándolo: “qué me dijiste, qué me dijiste”, para de inmediato someterlo con la ayuda de dos de sus compañeros; cada uno le tuerce un brazo y uno más lo ataca en el cuello aplicándole un candado.

Ante el abuso cometido algunos ciudadanos se acercaron para grabar e intentar impedir que se lleven al joven sin conseguirlo.

“Les damos de comer, no se les olvide, “estamos en nuestro derecho de grabar”, “pinches policías”, grita una desesperada mujer.

Una de las presentes les dice: “¡Poca madre!”

Finalmente, y una vez que los tres policías consiguen los dos arrestos aprovechan el momento de desconcierto de los presentes para quitar el celular a un hombre que también los había estado grabando y arrancan la patrulla para huir del lugar.