Las paredes se fracturaron, las vigas quedaron destrozadas, así como el techo, puertas y ventanas.

Por el elevado nivel de inseguridad en el que se desenvuelven los comunicadores, y en donde está “muy difuminada” la frontera de la relación, entre integrantes del crimen organizado y las autoridades, aseveró Óscar Martínez, periodista salvadoreño.

Vecinos de las calles Venados entre Teocalli y bulevar Los Olmecas del fraccionamiento Ciudad Olmeca se percataron de fétidos olores que emanaban de un canal de aguas negras por lo que al acercarse descubrieron el cuerpo.

El barco camaronero de Tamaulipas quedó bajo resguardo de la PGR, mientras que sus cuatro tripulantes fueron puestos a disposición de la autoridad judicial, pero después de un año y cuadro meses finalmente zozobró.

Los elementos policiacos se percataron que un perro estaba jalando una cobija dejando al descubierto el cadáver; pero no era de una persona, sino de un porcino que alguien fue a botar.

Carta de integrantes de la red de vigilancia en el municipio de Coatzacoalcos. En el texto indican que atraparán al “ratero” y lo lincharán....

Una turba de vecinos enardecidos se valieron de palos y piedras para propinarle varios golpes que le causaron lesiones de gravedad hasta matarlo.

Se dirigía al cementerio para el entierro del difunto que trasladaba, testigos dijeron que desconocidos dispararon en repetidas ocasiones.

Sujetos armados a bordo de una motocicleta la estaban esperando para asesinarla a quemarropa; se sabe que la mujer se dirigía a su trabajo.

Zamira salió de su domicilio la noche del viernes 30 de junio junto con su pareja, dirigiéndose al bar “La Quinta”, ubicado en la calle Jalisco de Ciudad Madero, de donde salieron a las 4:00 horas del día siguiente, momento a partir del cual no supieron nada de la infortunada dama.