Comunicación

Barreras de la Comunicación: cómo identificar cada tipo y superarlas

Por Jorge Daniel Tejeda Palafox

¿Te has preguntado por qué la comunicación con tus amigos, familiares, compañeros, pareja, jefes o con cualquier persona no funciona del todo bien? Es porque puede haber barreras de la comunicación. Ahora, para entrar en el tema, la teórica Alma Bertha León, en su libro Estrategias para el Desarrollo Profesional, las define como perturbaciones que interfieren y afectan total o parcialmente el proceso de comunicación. Por su parte, Reyes (2004:397) en su libro de Administración Moderna dice que «es todo lo que impide o reduce la posibilidad, la precisión o la fidelidad de la comunicación. En la información suele conocérseles más bien con el nombre de «ruidos». Revisando estas definiciones, encontramos coincidencias entre ambos autores.

Algunos teóricos consideran cinco clases de barreras de la comunicación: semánticas, físicas, fisiológicas, psicológicas e ideológicas pero para efectos del artículo incluiré uno más, las administrativas. A continuación se irán mencionando en ese orden.

Las semánticas son “generadas por una falta de coincidencia entre el emisor y el receptor, en relación con el significado y sentido que poseen o adquieren las palabras, los enunciados, las oraciones y los símbolos empleados en la estructuración de un mensaje» (León, 2005:36). Esto quiere decir en otras palabras, que alguno de los dos no conoce cierto tipo de palabras como los tecnicismos, anglicismos, familia de palabras, expresiones coloquiales y regionales, etcétera; o porque no sabe de qué trata y entonces la interpretación del mensaje se ve alterada por el desconocimiento de uno. Para no caer en ese tipo de barreras, puede uno aprender los significados de las palabras leyendo más y/o abriendo el diccionario consultando dichas palabras o frases y aumentar su vocabulario.

Las barreras físicas pueden identificarse como problemas ambientales que no permiten recibir de forma adecuada el mensaje como el exceso de ruido, de luz o fallas de tipo mecánica, eléctrica, electrónica, óptica o acústica en el funcionamiento de los aparatos utilizados para la transmisión. También puede ser la distancia entre los habitantes y las paredes (Alborés, 2005:34). La autora nos recomienda seleccionar los medios y verificar que funcionen correctamente, así como también tener refacciones en caso de fallas. Sugiero también que exista cercanía entre los dos lejos de obstáculos que obstruyan el viaje de la voz.

Las barreras fisiológicas «son las que impiden recibir o emitir con claridad y precisión un mensaje, debido a los defectos fisiológicos del emisor o del receptor». (Suárez, 2005:85), ya que «… existe alguna disfunción, ya sea parcial o total en los órganos que participan en el proceso fisiológico de la comunicación» (León, 2002:38). Entre ellas se encuentran las malformaciones de la boca, congénitas o adquiridas, afecciones respiratorias temporales (como la gripe, tos, garganta irritada, etc.), sordera total o parcial y afecciones de la visión. Para superarlas, León dice que debemos emplear otros medios de comunicación dirigidos a los sentidos no afectados.

En cuanto a las barreras psicológicas, éstas están relacionadas con la manera de cada ser humano de percibir y concebir el mundo que le rodea, traducido en la personalidad. Aunado a esto, agrego lo que comenta Alborés (2005:34) sobre las barreras de tipo personal en su libro Comunicaciones Interpersonales, las cuales para él «son interferencias originadas en emociones, valores y limitaciones» que restringen las posibilidades comunicativas que poseen todos los seres humanos. Por su parte, León (2005:38) hace hincapié en las discrepancias entre el emisor y receptor, originadas por las diferencias de personalidad (cuestión individual). De manera textual, enumeraré las medidas que nos proporciona León para superarlas: evitar los prejuicios; tomar en cuenta los puntos de vista de las otras personas; tratar de comprender las necesidades del interlocutor; establecer la confianza mutua; encontrar un campo de experiencia común; sensibilizarse al mundo del receptor; escoger el momento más apropiado, escuchar con atención al interlocutor.

Sobre las barreras ideológicas, León (2005:39) explica que:

«Están directamente vinculadas con el contexto sociocultural de quienes establecen la comunicación. Cada hablante, al comunicarse, utiliza la lengua del grupo social o comunidad a la que pertenece, dentro de la cual las palabras adquieren un significado y sentido particular, definidos por el alcance social del momento y del lugar donde se producen».

León hace una serie de medidas para sobrepasar estas barreras como se mencionan a continuación: investigar previamente las características socioculturales del interlocutor; manifestar respeto por las ideas, creencias y costumbres de los demás; considerar las reacciones del receptor para la formación del mensaje; evitar el empleo de palabras o expresiones que afecten negativamente al receptor.

Suárez (2005:85) define a las barreras administrativas como «aquellas causadas por las estructuras organizacionales, con mala planeación y deficiente operación de los canales». Algunos ejemplos de estas barreras son la falta de coordinación, resistirse a involucrarse en problemas personales, relaciones escasas, aislamiento y distancia física, número considerable de escalones jerárquicos, diferencia en profesiones y ocupaciones, caracterización por afinidades informales, ausencia de relaciones operacionales (Zamora, 1981: 19-20). En la obra del mismo autor podemos encontrar las siguientes recomendaciones para combatir a estas barreras como: disminuir las distancias y abrir puertas; disminuir las líneas de mandos y órganos asesores; reducir los niveles jerárquicos; fomentar la coordinación; establecer programas de relaciones humanas que favorezcan el acercamiento, la identificación de diferencias y la solidaridad mutua.

Espero que con el presente artículo hayamos identificado y entendido los tipos de barreras de la comunicación para comprender y empatizar con nuestros interlocutores en el futuro, con el propósito de mejorar nuestras relaciones humanas. Así que, no hay más excusas y a practicar la comunicación.

Bibliografía:

1. Alborés, P. (2005). Comunicaciones Interpersonales. Cómo obtener óptimos resultados profesionales gracias a una comunicación eficaz. 1a. ed. España: Ideas propias Editorial. 96 p.
2. León. A. B. (2005). Estrategias para el Desarrollo de la Comunicación Profesional. 1 ed. México: Limusa. 252 p.
3. Reyes. A. (2004). Administración Moderna. 1 ed. México: Limusa. 480 p.
4. Suárez, Carlos (2005). Administración de Empresas Constructoras. 2a ed. México: 336 p.
5. Zamora, R. (1981). Cómo enseñar castellano en I y II ciclos. 1 ed. Costa Rica: EUNED. 352 p.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here