Papantla, Ver.- Al conmemorar su inscripción en la Lista de Mejores Prácticas para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en 2012, el Centro de las Artes Indígenas (CAI) es hoy una comunidad educativa sólida con un trayecto reconocido a nivel nacional e internacional.

El Centro de las Artes Indígenas Xtaxkgakget Makgkaxtlawana / El esplendor de los artistas es una institución de formación Totonaca dedicada a la valoración, regeneración, resguardo y transmisión de la cultura del Totonacapan.

Desde su creación ha construido y consolidado un modelo educativo propio con el fin de transmitir el legado milenario Totonaca a las nuevas generaciones para que sean personas de bien. Esto se ha hecho de acuerdo con las formas de enseñanza tradicionales para que cada estudiante descubra y desarrolle su don.

También desde su inicio, los actores principales del Centro son los propios Totonacas: guías, maestros tradicionales, creadores y académicos, responsables del análisis y la discusión de lo que representa el arte.

El modelo educativo del CAI constituye la raíz de la formación, sistematiza y orienta los procesos de enseñanza del arte que permitirán al aprendiz ser más consciente de su significado y su valor.

Durante su séptima sesión, llevada a cabo el 4 de diciembre de 2012 en la Sede de la UNESCO, el Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial inscribió a Xtaxkgakget Makgkaxtlawana, Centro de las Artes Indígenas, en la Lista de Buenas Prácticas para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, “por su contribución a la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial del pueblo Totonaca de Veracruz, México”. En este caso, el Comité valoró, entre otros puntos, que su búsqueda de la autogestión de las comunidades expresa la voluntad de ayuda mutua y el diálogo entre las culturas, lo que podría servir como un modelo para los países en desarrollo. Es decir, el modelo de regeneración cultural del CAI se confirmó como ejemplo mundial y referencia obligada para la revitalización de las civilizaciones indígenas.

Con dicho reconocimiento el Centro se convirtió en el noveno elemento del mundo en entrar a dicha categoría y fue el primero de Centro y Norteamérica en ser seleccionado.Destaca que para su funcionamiento, el CAI retoma la estructura de un poblado Totonaca o Kachikín (pueblo). Así, su estructura se basa en la organización de Casas-Escuelas dedicadas al desarrollo de los artistas, que son: Kantiyan o Casa de los Abuelos; Casa de la Palabra Florida; Casa del Arte de Sanar; Casa del Mundo del Algodón; Casa de Alfarería Tradicional Totonaca; Casa de las Danzas Tradicionales; Casa de la Música; Casa del Arte de la Representación; Casa de la Cocina Tradicional Totonaca; Casa de la Pintura; Casa del Corazón de la Madera; Casa de Turismo Comunitario; Casa de Medios de Comunicación y Difusión; Casa de la Tierra; y la Escuela de Museología Indígena.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here