Francisco De Luna/

Xalapa, Ver.-Eran las 12:30 del día cuando el féretro llegó al panteón Bosques del Recuerdo en la ciudad de Xalapa. Ahí le darían el último adiós a Mara Fernanda Castilla Miranda.

Cuando comenzaron los rezos también se escucharon los llantos al ver el ataúd rodeado de flores y el montículo de tierra.

Llegaron sus compañeros de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) para despedir a la joven con quien estudiaron año y medio la licenciatura de Ciencias Políticas.

El Padre Nuestro y el Ave María fueron las oraciones que se elevaron en memoria de Mara Fernanda. Eran decenas quienes acompañaron a la familia Castilla Miranda.

Sus amistades y familiares, uno a uno fueron colocando las coronas de flores. Después tres jóvenes con guitarra entonaron alabanzas “el señor te guarda en su sombra” se escuchaba.

El sol era incesante con un calor que ascendía a los 22 grados centígrados. Era la 01:20 de la tarde cuando comenzaron a descender al ataúd.

El dolor fue colectivo y también los reclamos. Quieren justicia contra el feminicidio “Nos mataron a Mara”, “También nos mataron a nosotros”, dijo una de sus familiares que lloraba inconsolable.

La joven tenía 19 años de edad. Fue asesinada por un taxista del “servicio controlado” Cabify en el estado de Puebla.

La joven hace año y medio dejó la ciudad de Xalapa para estudiar la licenciatura de Ciencias Políticas en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP).

Mara salió a convivir con sus amigos y al regresar al lugar donde vivía, abordó un taxi, pero no llegó a su destino. Esto ocurrió el viernes 8 de septiembre, día en que fue la última vez que la vieron con vida.

Pero éste 15 de septiembre, Mara fue encontrada asesinada. Estaba envuelta en una sábana, su cuerpo fue tirado a orillas de la carretera.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here