Demandarán al Hospital de Huatusco por muerte de bebé

Compartir

Julio Herrera/ÁgoraHuatusco

Huatusco.- Esmeralda Ortega de 16 años de edad perdió a su niña de nueve meses, la bebe dejó de respirar. Los familiares atribuyen la muerte de la pequeña a la falta de atención oportuna y sostienen que no se callaran ante esta injusticia y demandaran al nosocomio y a los médicos involucrados.
El pasado martes 29 de agosto la madre de Esmeralda la llevó a consulta debido a algunos dolores. Hasta el miércoles el médico Novelo Rovelo infomó a Remedios que suministró medicamento a la joven embarazada para acelerar el parto.

Una pausa, en la charla. La entrevistada toma aire y es inevitable para ella que las lágrimas rueden por sus mejillas, piensa en el dolor de su joven hija mientras se pierde por un instante contemplando a su nieta muerta dentro de un pequeño ataúd blanco.

Dice con voz entre cortada que ella sentía algo, un mal augurio. Retoma la narración y menciona que la doctora Soto le dio el alta el miércoles 30, después de que presuntamente se habían suministrado medicamento para acelerar las contracciones.

El viernes una vez más acude al hospital a consulta a las 6 de la tarde y el doctor Vallolo le informa que el corazón de su nieta no latía, la joven se queda y por la noche se confirma la noticia, la bebe dejó de respirar.
Remedios relata que solo le dijeron que “esa cosa por donde se alimentan y se dan las medicinas no le funcionó a su nieta y por eso perdió la vida” una vez más el sentimiento la invade, respira hondo pero el aire le corta su interior y suelta en llanto.

Rufino compone la humilde vivienda con hule blanco que martilla sobre la casa de madera, su pareja Esmeralda sigue internada y va evolucionando. No se atreve a volver a ver a su hija, se mantiene ocupado y dice que lo único bueno es que su esposa está bien.
Remedios García Marinero de 34 años es madre de Esmeralda, ambas no saben leer y tampoco escribir, Rufino Huerta Hernández de 37 años pareja de la pequeña Esmeralda es albañil y confiesa que no curso ningún grado de escuela y tampoco sabe leer, ni escribir.
En el certificado de muerte fetal con el folio 160096266 se asentó que a causa de la muerte de la bebe fue la probable interrupción de la circulación materno fetal. También se puede observar en el documento que la madre tuvo dos días a su bebe muerta, la sometieron a una inductoconducción para que a bebe naciera hasta hoy domingo a las 11:45 de la mañana.

La expulsión no fue atendida por un ginecobstetra sino por otro médico, la defunción no fue certificada por un médico especialista en la materia sino por otro médico con supuesto número de cedula profesional II20052.
En el interior del féretro yacía la pequeña, su cuerpo aún estaba flexible, la ausencia de color en sus labios era ocupada por tono purpura alrededor de su boca, su rostro inerte reposaba entre una delgada cobija.
Al finalizar la entrevista Remedios explicó que buscará justicia y que no se callara ante nadie porque dijo que no es la primera vez que pasan esas situaciones en el hospital y ella no quiere que nadie más vuelva a sufrir una perdida por negligencia y por eso procederá de manera legal en contra de cada uno de los médicos que atendió a Esmeralda.
Se buscó la versión del director Eliodoro Herber Medecigo del hospital pero declinó la entrevista y mencionó vía mensajería instantánea que el día de mañana accedería a dar su versión, debido a que la madre sigue internada.

1 Comment

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.