El arte une a las personas y cruza barreras: Rick Wamer

74
El reconocido mimo Rick Wamer.

Lucero Mercedes Cruz Porras

Xalapa, Ver.- Como parte del Festival del Día Mundial del Teatro Xalapa 2017, organizado por la Universidad Veracruzana (UV) en coordinación con el Instituto Veracruzano de la Cultura (Ivec) y el Gobierno del Estado, uno de los mimos más versátiles de la escena actual visitó la ciudad capital: Rick Wamer, quien presentó el espectáculo MimoSphere: An Evening of Physical Story Telling, con lleno total en la Sala Emilio Carballido del Teatro del Estado, el viernes 31 de marzo.

Rick Wamer, conocido como Wamer Mime, ha propuesto durante más de 30 años narrativas originales, utilizando su cuerpo como instrumento de creación. En este sentido, el artista expuso a lo largo de la velada una colección de los solos más solicitados por la audiencia dentro de su repertorio, que han viajado a diversos escenarios en sus giras internacionales.

La travesía que ofreció Wamer estuvo rodeada de risas, en ocasiones de extrañamiento o de emoción, pero siempre de asombro. Comenzó con La pared, un retrato caótico de la imposibilidad del hombre ante los espacios imaginarios, no habitados; conduciendo enseguida a los espectadores a un sinfín de emociones contrastantes con números como Un caballero encuentra un globo, Shtick, La marioneta y El aprendiz de mago.

Pero el episodio más cargado de energía de la noche sucedió cuando el mimo rompió la cuarta pared y bajó del escenario para interactuar con su público que, integrado por niños, jóvenes y familias enteras, llegó a un estado hilarante en el momento en que el artista seleccionó a un cómplice para jugar con él. Invitando a un estudiante a acompañarlo en escena, Wamer creó una rutina cómica, que fascinó a todos los presentes.

Posteriormente, la atmósfera varió con los actos El fuego de la vida, Drácula y Dolor. La parte final del programa llegó con el número El viejo Oeste, en el que Carlos Vecar, invitado local, fue parte de un montaje casi cinematográfico; en este punto el mimo se despidió con gran conmoción del público, que se levantó de su asiento para aplaudir durante varios minutos.

A propósito de la profesión que ha desarrollado desde hace tres décadas, Rick Wamer reflexionó: “El mimo es un bello arte del teatro, donde podemos venir sin importar nuestras lenguas, nuestras nacionalidades, nuestras creencias, y podemos celebrar juntos los maravillosos misterios del viaje humano. El arte une a las personas y cruza barreras que asumirían para dividirnos. ¡Gracias por estar aquí para celebrar la comunidad a través del arte del mimo!”.

 

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta