Héctor Jonas, una voz fresca y juvenil de la radio

156
Héctor Jonas.

Héctor Jonas, una voz fresca y juvenil de la radio

L.C.C. Jorge Daniel Tejeda Palafox

Héctor Pale Vignola, mejor conocido como Héctor Jonas, es un joven locutor xalapeño que ha probado las mieles del éxito en la radio, gracias al duro trabajo que le dedica. Con su voz, carisma y empatía, cautiva a la audiencia motivándolos a disfrutar de la vida y a pasarla bien día a día, además de compartirles información de primera mano e interesante.

Esta vez, tuve la oportunidad de conocer su opinión acerca del medio en el que se desempeña desde hace casi diez años, en un ambiente lleno de empatía que transmite al hablar. Así también, los lectores podrán apreciar no solo la figura de locutor que hay en él sino la persona que es y su historia de vida de manera breve.

¿Qué es la radio para ti?

Héctor: “Para mí, la radio es un fenómeno, un medio de comunicación que te ayuda a llegar a más gente. A diferencia de la television, de Internet y prensa escrita, es un medio muy personal porque el locutor te habla, te comparte y se vuelve una parte importante de tu vida, aquél que te acompaña a donde tú vas, de camino a la escuela, aquél que te sube los ánimos cuando no sabes que hacer de tu vida, es la persona que te comparte un dato curioso. Entonces, la radio es un medio demasiado orgánico; yo siento que es un medio de escape para la sociedad que vive acelerada y contaminada de malas vibras. También es un medio de relajación y entretenimiento, que nos ayuda a informarnos y a dar distintos puntos de vista”.

¿Cómo llegaste a ella?

H: “Es un caso curioso, porque toda la vida la he escuchado, soy súper fan. Realmente, nunca pensé llegar a tener talento para la radio. A mí me ‘botaron’ de la prepa, tuve un pequeño incidente por cuestiones de depresión. Tiempo después, regresaría para terminar pero en ese entonces me quedé en mi casa triste, aparte me había dejado una chica y todo eso se juntó. No salía para nada, así que un día mi mamá llegó y volteó el colchón, me tiró al suelo y dijo que debía conseguir un trabajo. Llevé papeles al KFC y como no estaba de acuerdo que trabajara en un negocio de comida rápida, me llevó a preguntar sobre un casting de radio. Primero nos equivocamos de radio y llegó el día del casting, era a las nueve de la mañana. Marcaba cuarto para las nueve y no quería salir de mi casa. Llegamos a las diez al casting y empezaron. La fila era larga y la gente llevaba sus solicitudes de empleo, y por un lado yo estaba asustado y no entendía nada. Entonces, empecé a hablar con los demás y decían que querían ser locutores, me pareció algo bonito y empecé a sentirme bien. Entro al casting, para decirte que fue uno de los más desastrosos en toda mi vida. Aunque a mi jefe lo que le gustó fue mi desenvolvimiento fuera de la cabina y como me desarrollé. Una semana después, estaba trabajando ya en el puesto de comida rápida, y me dijeron que fuera a hacer casting. Me llamaron y dijeron que me había mandado un correo. Un día llegué y mi jefe me dijo que hiciera una cápsula de anime: «Vas a grabar un comercial en cinco y en diez minutos entras al aire con Federico Ríos». Me quedé helado, entré al aire y solo me dediqué a contestar llamadas fuera del aire y a dar la hora. Eso fue todo lo que hice en el programa. Me dieron un horario para trabajar durante los sábados y domingos. Así fue como encontré porque amaba la radio”.

Héctor Jonas.

¿Fue difícil adaptarse a eso?

H: “Fue muy gratificante pero muy cansado tener tres programas, hacer contenido para transmitirlo y estar todo el tiempo produciendo en la radio. Y por los horarios porque la estación está lejos de mi casa”.

Dependiendo del público es como te vas dirigir, ¿cómo lo puedes definir?

H: “Siento que hay un mercado para todo. Yo hago radio juvenil y de entretenimiento. Es siempre dirigirse más como si estuvieras hablando con un amigo, siempre compartiendo esa información. Hice un poco de radio formal – de noticias – y es una cuestión muy diferente. Siempre hay que darle importancia a su contenido, saber dirigir el mensaje. No es lo mismo decir algo a alguien que consume música Pop a otra persona que consume música grupera o Rock. Puedes abarcar varios puntos y tienes que saber cómo hacerlo con respeto. Nunca puedes tratar a la gente como si supiera menos que tú, eres igual que todo el público que está oyendo y no lo debes subestimar porque eso lo siente”.

¿Cuál es tu punto fuerte como locutor?

H: “Creo que mi punto fuerte como locutor es que soy histriónico, mi locución no es solo una cuestión vocal sino algo completo. Originalmente, «Héctor Jonas» era un personaje porque Héctor Pale era un chico introvertido que le costaba mucho hacer amigos y entonces se creó «Héctor Jonás», como una persona sexy, el galán, él que hablaba con todas las chicas y tuve que quitarme ese miedo. Entonces, tengo la capacidad actoral para crear esa empatía, ese dinamismo del que no me limito, le pongo un poco de sabor y emoción en la voz y lo comunico como si fuera tu amigo. Aparte, me gusta la radio, le tengo un amor enorme al medio”.

¿Quiénes son tus mentores en la radio?

H: “Mentores tengo muchos, porque he aprendido de muchas personas. Número uno está mi madrina Citlalli García que lleva años en la radio, es una persona muy alegre y que está todo el tiempo aprendiendo. Me enseñó muchas cosas, entre ellas: Cómo tratar al público. Segundo, en cuestión de técnica, yo diría que mi mentor es Sebastián Llapur, – actor de doblaje – , quien me dio clases desde hace bastante tiempo y es de las personas que más admiro por su tipo de voz y de persona, más que nada, su carisma que su voz. Mi locución está basada en una técnica muy histriónica, muy alegre y con una sonrisa en el rostro. Y en algún punto, lo podría decir, que me tocó en su momento como mentor dentro de la estación Cacho Rivas, de quien aprendí qué hacer y que no. Más que otra cosa en técnicas es muy impecable y en lo personal ayuda bastante”.

¿Recuerdas algún consejo de ellos?

H: “«Sonríele al micrófono». Tú cuando sonríes se escucha en tu voz. Entonces, te escuchas feliz y metes la energía. Eso fue lo mejor que me pudieron decir”.

¿Qué mensajes les mandas a las personas que quieren aprender locución?

H: “Primero, que no se desanimen si a la primera no quedan. Conozco gente que hasta el quinto casting entró y ahora está en cadena nacional; gente muy menospreciada por la industria y después lo logró. Segundo, que todos los días aprendan, siempre hay algo nuevo que hacer. Tienes una enorme cantidad de cadenas de radio y puedes escuchar a otros locutores en los que te puedes basar e identificar tu estilo. Vayan a cualquier casting de radio que exista y no saben si los van a seleccionar. La locución está pegando muy fuerte en YouTube y ahí hay mucho campo de trabajo. Lo que hace falta, y siempre lo he dicho, son voces preparadas porque lamentablemente hoy en día, solo hay un puño de locutores bien preparados. Entonces, busquen ser el locutor que les gustaría escuchar”.

¿Cómo logras coordinar tus ideas con los demás integrantes?

H: “En cabina ya no tengo a nadie porque es un programa autoproducido. Yo mismo diseño todo ese punto, pero tengo un estudio de respaldo – una empresa – que se dedica a crear contenidos para una variedad de plataformas, entre esas mi programa de radio. Lo que hacemos es darles una idea por día y todos mandamos información. La selecciono y se las regreso. Tienen que re-redactar esa información para checar qué temas son buenos y los malos, o que le podemos meter. Al final yo termino leyendo esa información y dependiendo de cómo se comporte el público es lo que voy soltando. Lo que digo al aire es el contenido que comprendí, y hay ocasiones en las que debes checar cierta informacion. En cabina el único que trabaja soy yo durante el programa”.

¿Qué necesitas mejorar?

H: “Va a oírse chistoso porque siempre lo digo, todo puede mejorarse. Lo que trato de cuidar ahora es – en lo que es la radio «moderna» – los tiempos. Antes, cuando entré en 2010, la radio era más libre y te dejaban hablar más tiempo porque no había competencia. Ahora, la hay y es mucho mayor. También en parte las técnicas de radio eran similares en todos lados. Hoy en día, lo que la gente busca es efectividad en la información, «entre menos se hable y más se diga es mejor». Todavía me cuesta controlar la parte de los tiempos y yo creería que en el cierre de los temas”.

¿En qué errores o confusiones puede caer un locutor?

H: “Los locutores tenemos una gran gama de errores y nadie está exento de ellos. Pero siento que el locutor nunca debe sentirse en la vida más importante que la audiencia. Uno está ahí porque lo escucha. Un error es redundar, si vas a hablar directo no gires entorno a ese mismo tema. Ser lento, hablar del tema con desinterés – si no te interesa el tema, menos a la gente que te está escuchando -, pensar que lo sabes todo, muchos locutores llevan años y creen que lo saben todo y el más importante, no permitir que otras personas crezcan a tu lado”.

¿Cómo responde la gente cuando te escucha?

H: “Es muy diverso porque la respuesta la he visto en vivo, como cuando voy al cine la gente se toma fotos conmigo, me reconocen, me abrazan y quieren estar cerca de mí. Buscan pretextos para ir a la estación y eso es algo bonito”.

¿Cómo quieres que te recuerde la gente?

H: “Con cariño, de repente que me recuerden como su amigo, que estoy con ellos, de darles esa dosis de buena vibra; esas cosas hacen que te recuerden”.

¿Cuál es tu filosofía de trabajo?

H:Siempre he aplicado el principio de «entre más te esfuerces, más lo logras», el talento por sí no logra nada. La radio es noventa por ciento trabajo duro y diez por ciento talento. «Trabaja, mejora y nunca dejes de aprender, y entre más saques conocimiento aprovéchalo»”.

Compártenos tres datos curiosos de ti que la gente no sabe.

H: “Uno: La única comida que no me gusta es el chayote. Dos: No creo en el talento como medio para conseguir el éxito, solo el trabajo duro. Tres: Soy fan de «Steven Universe» y «Hora de Aventura»”.

Finalmente, ¿dónde te podemos escuchar?

H: “En Sensación 95.5 de 5 a 9 de la mañana”.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here