“Inventario” de José Emilio Pacheco fue su verdadera militancia

72
Portada del libro Inventario de José Emilio Pacheco.

David Sandoval Rodríguez

Xalapa, Ver.- La verdadera militancia literaria de José Emilio Pacheco llegó a ser su columna “Inventario”, una de las más longevas en la historia del periodismo en México, cuya publicación como libro en tres tomos se presentó en la Feria Internacional del Libro Universitario (FILU) 2017 de la Universidad Veracruzana (UV).

Marcelo Uribe, Álvaro Ruiz Rodilla y Rafael Olea Franco, integrantes de la Editorial Era, compartieron con el público sus impresiones respecto a la obra a la que calificaron como una enciclopedia, una forma de universidad pública, pero sobre todo un reflejo de la mentalidad del autor de Las batallas en el desierto.

La obra es una selección realizada por Eduardo Antonio Parra y los presentadores, que abarca desde 1973 hasta 2014 y sólo representa un tercio de lo que se publicó durante estos 41 años, precisó Marcelo Uribe.

La columna que comenzó publicándose en el suplemento cultural del Excélsior de Julio Scherer se convirtió en lectura obligada para los jóvenes escritores y luego de miles de lectores a lo largo de su historia, quizás una de las más longevas del periodismo mexicano, agregó.

“Podríamos decir que la verdadera militancia de José Emilio Pacheco es su trabajo en ‘Inventario’, que impulsó la circulación y democratización de varios autores”, puntualizó Álvaro Ruiz.

Inventario es un género en sí mismo, donde se da cabida al crítico, ensayista, historiador y artista magistral que fue José Emilio Pacheco, capaz de abarcar desde la historia de México, la invención de la máquina Remington hasta una hipótesis ficticia redactada por una computadora sobre qué hubiera ocurrido de no suceder el asesinato de Álvaro Obregón, todo ello en el mismo espacio periodístico de su columna.

Rafael Olea señaló que la antología Inventario es una enciclopedia porque su autor era enciclopédico; al admirar a Borges siguió su interés y curiosidad por múltiples y variados temas que plasmaba cada semana en su columna, como también su ejemplo al escribir sin deferencias o condescendencias a sus lectores, sino invitando a leer autores desconocidos y conocer algo de historia, ciencia o cualquier disciplina que le interesara en ese momento al escritor.

“Inventario está escrito con un sentido histórico perfectamente marcado, gracias a esa enorme voracidad que lo alimentó y que lo transmitía con gran generosidad y respeto al lector, se le podría aplicar ese dictum de Terencio: Nada humano me es ajeno, porque así era el interés y la curiosidad de José Emilio Pacheco”, expresó.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta