La mano de la Señora

Javier Duarte y Karime Macías.
Compartir

Línea Política 

LA MANO DE LA SEÑORA

Agustín Contreras Stein

 

HASTA donde se sabe, el Ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, buscaba, entre otras cosas, cuando se encontraba prófugo de la justicia, pactar con el gobierno, tanto estatal como federal, para que se entregara a  las autoridades que le reclamaban, a cambio de que su familia no fuera tocada, principalmente, su esposa, la Señora Karime Macías.

Sin embargo, nunca hubo la oportunidad de tal pacto y ambos tuvieron que huir hacia otros Estados del sur del país, y luego, hacia otras escalas de países centroamericanos, quedándose provisionalmente en Guatemala, desde donde ya no pudo huir porque la lumbre ya le andaba cerca, tan cerca, que fue en ese país donde fue aprehendido.

En ese momento, la Señora Karime Macías, se encontraba con él, pero no fue detenida, en virtud de que hasta entonces, no había acusación alguna ni mucho menos una orden de aprehensión en su contra, sabiendo de antemano que ella había participado activamente en las irregularidades administrativas del gobierno de su esposo, y no tan solo en el DIF estatal, donde era presidenta del organismo y manejaba recursos abundantemente, sino en otras áreas gubernamentales que más tarde se dieron a conocer.

Después de haber sido testigo de la aprehensión de su esposo Javier Duarte de Ochoa, y ya con posterioridad, la Señora Karime, decide salir de Guatemala, para dirigirse pocos días después a Londres, Inglaterra, donde reside actualmente, sin que autoridad alguna, se lo impidiera, pues seguía siendo una ex funcionaria del gobierno duartista, pero sin pecado alguno, es decir, que las investigaciones no habían llegado a fondo como para declarar algún delito cometido por ella y en base a esto, dictarle orden de aprehensión.

Cuando la Señora Karime, salió del país, todo mundo advirtió que se escapaba, porque sin tener orden de aprehensión, en Veracruz, se sabía o cuando menos corría el rumor de que fue importante operadora de muchos irregularidades administrativas, sin que nadie le pudiera decir nada. Ante este hecho, no faltaron quienes aseguraron que las autoridades no procedieron por razones de humanidad, pensando más bien, en los hijos de los Duarte, que nada tenían que ver en este asunto que involucraba a la familia.

Una vez, calmadas un poco las aguas, la Señora Karime Macías, merecedora de muchas cosas en este mundo, también ha decidido merecer la libertad conyugal, es decir, separarse legalmente de su esposo Javier Duarte de Ochoa, sin que trascendieran las razones o las causas de dicha separación, lo que ha venido a motivar diversos rumores en el sentido de que el matrimonio Duarte-Macías, quiere ocultar algo de su pasado como gobernantes y procurar asegurar alguna riqueza mal habida para cuando el Ex gobernador, se encuentre libre y pueda reunirse nuevamente con su familia.

Se dice que no hay razones de gran peso para decidir divorciarse, pues la relación entre ellos es muy fuerte, debido a que Doña Karime, ha estado en las buenas y en las malas durante su matrimonio.

Pero ahora resulta que nuevamente surge la posibilidad de que Duarte, al allanarse a la extradición, lo haya hecho con la finalidad de volver a insistir en que se respete la libertad de su esposa, pues de ello depende, en gran parte, el cuidado y formación de sus hijos.

Es uno de los puntos fundamentales de la decisión del Ex gobernador del Estado, aunque no debe estar seguro del todo, porque no cuenta de que en Veracruz, hay quien no le perdona nada, aún cuando algunos de los ex funcionarios involucrados en el saqueo del patrimonio estatal, ya estén perdonados, como ya hemos visto evidencias, pues a éstos ya se les permitió pactar sin ningún problema.

Sin embargo, y pese a todas estas especulaciones que surgieron en su momento, ya se tiene conocimiento de que se esta investigando, tardíamente, a doña Karime, la esposa de Duarte, sobre irregularidades administrativas en la conducción del DIF estatal, así como otras averiguaciones que tienen que ver con la mano de la Señora.

Al parecer, todo indica, que el actual Gobierno estatal, quiere llegar hasta las últimas consecuencias en la persecución que ha iniciado, desde hace tiempo, con la familia Duarte, lo que será para el Ex gobernador del Estado, un verdadero dolor de cabeza, pues ahora sí se quiere tocar a su esposa y ponerla en el banquillo de los acusados, lo que tanto ha querido evitar desde el momento en que huyó y posteriormente durante su estancia en la cárcel.

———————-

RECOMPONER AL PRI, es una tarea de grandes dimensiones para quien o quienes tengan la posibilidad de seguir al frente de este instituto político, así como para quien, en el futuro, atraiga el compromiso político de sacarlo avante.

El ahora dirigente estatal, Renato Alarcón Guevara, ha realizado su trabajo a base de constantes esfuerzos que lo llevaron a estar en todos lados, casi como Dios, en la pasada elección municipal, lográndose objetivos que muchos le negaban por estar el tricolor en las peores condiciones políticas y de confianza popular.

Ahora, no han faltado quienes, viéndose marginados, ya quisieran su cambio inmediato, sin tener, todavía, la decisión del centro político del país, donde se manejan los lineamientos generales del partido.

El cambio se llevará a tiempo y en su tiempo, pues se afirma que Alarcón Guevara, no saldrá de la Presidencia del Comité Directivo Estatal, hasta en tanto, no se le confirme su futuro político que bien podría ser una diputación federal o local, pues de alguna manera, se le tiene que agradecer haber tomado al PRI, en los momentos más cruciales de su historia.

El que vaya a dirigir los destinos del partido, tendrá que ser alguien ligado, casi necesariamente, al futuro candidato a la gubernatura, pues en este caso, existen importantes razones, para creer que ambos, dirigente y candidato, tienen que marcar juntos los puntos esenciales de la campaña, así como los hombres y mujeres, operadores políticos que buscarán respaldar los objetivos de llegar a la gubernatura del Estado.

Así es que, por lo pronto, Renato Alarcón Guevara, seguirá al frente del tricolor, hasta en tanto no haya decisión alguna sobre quien habrá de ser el candidato a la gubernatura. A partir de ahí, comenzará todo.

————————-

Y COMO PEPE YUNES, se ha perfilado como el más posibilitado para alcanzar la candidatura a la gubernatura del Estado, ya se menciona que Américo Zúñiga Martínez, alcalde de Xalapa, podría ir a la dirigencia estatal del PRI, con la finalidad de preparar la fiesta política donde, seguramente, se tenga que nominar, oficialmente, al legislador veracruzano.

De no ser así, es posible también que Américo Zúñiga Martínez, se enviado a rescatar Xalapa, o bien canalizarlo hacia la federación con una Senaduría de la República, en sus manos.

No le faltará trabajo al Presidente Municipal de Xalapa, cuando éste concluya con su administración o bien la deje antes de que tenga que entregar cuentas, porque de acuerdo a los tiempos políticos, todo parece que podría adelantarse en algunas cuestiones que son importantes para la sucesión gubernamental.

Sin embargo, hay otro hombre, político de resultados, que estaría jugando un papel sumamente importante dentro de las actividades del propio Partido Revolucionario Institucional. Se trata de Ricardo Ahued Bardahuill, que si bien no se ha declarado totalmente priista, sí tenemos que entender que sus posiciones las ha alcanzado a través de este partido. Hay que tenerlo, pues, en cuenta.

————————–

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: ac_stein58@live.com.mx

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.