La Nueva Política Económica

413
Jorge Ignacio Luna Hernandez.

La Nueva Política Económica

Jorge Luna

«Nuestra propuesta consiste, en suma, en establecer un Estado de bienestar igualitario y fraterno para garantizar que los pobres, los débiles y los olvidados encuentren protección ante incertidumbres económicas, desigualdades sociales, desventajas y otras calamidades, donde todos podamos vivir sin angustias ni temores».

AMLO, 2020

Hace un par de días, en medio de la pandemia ocasionada por el coronavirus COVID-19, Andrés Manuel López Obrador presentó su ensayo titulado «La Nueva Política Económica en tiempos del coronavirus». En el video de no más de 15 minutos, el Presidente de México recordó que fue en ese lugar, el Recinto Parlamentario de Palacio Nacional, donde Benito Juárez asumió el cargo de Presidente de la República y con ello dio inicio también a las Leyes de Reforma, la Segunda Transformación de la vida pública en México.

En este ensayo, López Obrador establece la imposibilidad para continuar con la misma política económica neoliberal de los últimos 30 años que acentuó la desigualdad social en el país y permitió que sólo un sector privilegiado amasara inmensas fortunas a costas del bienestar del pueblo. A lo largo de 30 cuartillas expone la que es ya la nueva politica economica impulsada por su gobierno, sustentada en 5 principios rectores: democracia, justicia, honestidad, austeridad y bienestar.

Este documento, como lo afirma el propio autor, es de gran importancia para entender el porqué de las políticas públicas emprendidas por el gobierno de la Cuarta Transformación, es por eso que aprovecho este espacio para presentar las ideas principales de este ensayo:

1. La pandemia precipitó el derrumbe del modelo neoliberal en el mundo, por lo que sería absurdo insistir en aplicar ese mismo paradigma para enfrentar la actual crisis económica.

2. Democracia significa también respetar el principio de separación de poderes, el pacto federal y las atribuciones del municipio libre, respetando la soberanía del Legislativo y del Judicial y construir dejando de lado las diferencias políticas e ideologicas.

3. Es necesario avanzar en la construcción de una democracia participativa en la que el poder político sea ejercido por el pueblo mismo, de ahí que se esté entregando recursos directamente a las comunidades para la construcción de sus caminos y escuelas.

4. Actualmente existe una auténtica independencia del poder político con respecto al poder económico, nada ni nadie puede valer más que la felicidad y el bienestar del pueblo.

5. El presupuesto es realmente público, se da preferencia a los pobres, se cuidan los recursos naturales, la riqueza de la nación y el fruto del trabajo de los mexicanos se distribuye con justicia; ya no se permite que los privilegios de pocos se sustenten en la opresión, inseguridad y miseria de millones de mexicanos.

6. Los de abajo reciben más beneficios porque se trata de los pobres y no puede haber trato igual entre desiguales, se propone que los apoyos sociales lleguen a 25 millones de hogares, el 70% del total de la población.

7. Con el fortalecimiento de la capacidad de consumo de las clases populares, obtienen beneficios los sectores de mayores ingresos. Con ello se atiende a los pobres por convicción y por humanismo, pero también porque si se destinan recursos a los menos favorecidos se logrará una más rápida reactivación de la economía para salir de la crisis.

8. Se trata, pues, de convertir la honestidad en forma de vida y de gobierno: contrario a lo que sostenían los políticos del neoliberalismo de que la corrupción era parte de la cultura del pueblo de México, sostiene que la mayor riqueza de México es la honestidad de su pueblo.

9. Los lujos, los dispendios y la opulencia que caracterizaban el ejercicio del poder han llegado a su fin. El gobierno actual ha eliminado los privilegios y prebendas que disfrutaban los funcionarios de alto nivel.

10. Un elemento básico de la actual política es desechar la obsesión tecnocrática de medirlo todo en función del mero crecimiento. Se considera que lo fundamental no es cuantitativo sino cualitativo: la distribución equitativa del ingreso y de la riqueza. El fin último de un Estado es crear las condiciones para que la gente pueda construir su felicidad;

11. Un modelo económico que solo apuesta al progreso material sin justicia se traduce en un proyecto político inviable y condenado al fracaso. Su falla de origen consiste en pasar por alto que la simple acumulación de riqueza, sin procurar su equitativa distribución, produce desigualdad y graves conflictos sociales.

12. El Gobierno de la Cuarta Transformación dice sí al crecimiento, pero con democracia y bienestar; sí al progreso, pero con justicia, porque progreso sin justicia es retroceso. En la nueva política económica al crecimiento debe añadirse el bienestar en la más amplia extensión de la palabra.

13. La actual propuesta consiste, en suma, en establecer un Estado de bienestar igualitario y fraterno para garantizar que los pobres, los débiles y los olvidados encuentren protección ante incertidumbres económicas, desigualdades sociales, desventajas y otras calamidades, donde todos puedan vivir sin angustias ni temores.

14. En esta nueva etapa de la vida nacional el Estado no es gestor de oportunidades, que es como se presentó de manera explícita la política social del régimen neoliberal. Es y será, en cambio, garante de derechos.

Jorge Ignacio Luna Hernández
Licenciado en Derecho
Maestrante en Administración Pública

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here