Organizaciones sociales piden «rescatar a las policías locales»

99
Policías.

PRESENTAN ORGANIZACIONES DE LA SOCIEDAD CIVIL UN “DECÁLOGO POR LA SEGURIDAD Y LA JUSTICIA”

· El Decálogo busca abrir el debate sobre los problemas de seguridad y justicia que afectan al país.

· El objetivo de este Decálogo es que llegue a los tomadores de decisiones del país para abonar a los esfuerzos de la procuración de justicia y seguridad.

· Las organizaciones civiles expusieron que, si no se tiene una mejor seguridad y acceso a la justicia, no hay manera de tener una democracia funcional.

Ciudad de México, 30 de septiembre de 2020.- Las organizaciones Causa en Común, Impunidad Cero, TOJIL y COPARMEX presentaron el “Decálogo por la Seguridad y la Justicia”, cuyo objetivo es generar un debate sobre el rumbo que requiere el país ante los niveles de criminalidad e impunidad que afectan a los mexicanos.

Max Kaiser, presidente de la Comisión Anticorrupción de Coparmex, señaló que “este decálogo se circunscribe a la necesidad de poner orden en los debates sobre las prioridades más importantes para los mexicanos y “crear parámetros de discusión más allá de las filias y las fobias políticas”.

Consideró que lo que busca este ‘Decálogo por la Seguridad y la Justicia’ es que se “sumen todas las personas, de manera incluyente e informada, y llegue a los tomadores de decisiones, a los congresos, los gobiernos, las fiscalías, las secretarías de función públicas, y todos los lugares donde está la seguridad y justicia de los mexicanos”.

María Elena Morera, presidenta de Causa en Común, explicó que, con el ánimo de aportar ideas para que el binomio ‘seguridad y justicia’ funcione, este grupo de organizaciones civiles “nos reunimos para compartir estas diez acciones que buscan detonar el diálogo y la reflexión sobre los retos que nuestro país enfrenta en términos de seguridad y justicia”.

Expuso que la seguridad y la justicia en el país deberían determinar la fortaleza de un verdadero sistema que sea capaz de prevenir la violencia; de proteger ante el crimen; de ejercer justicia y de contar con un adecuado sistema de reinserción social, pero lo que en realidad sucede es que “en México no nos sentimos protegidos, no se hace justicia y sólo se reacciona con militares”. Además, consideró la importancia de que el sistema de seguridad y justicia sea funcional en todas sus partes como un camino para lograr vivir en paz.

Adriana Greaves, cofundadora de TOJIL, destacó la importancia del presente decálogo para ir más allá de reformas legales que no solucionan los problemas que enfrentan las víctimas. En este sentido, se pronunció por resolver, en primer lugar, los problemas operativos más apremiantes con soluciones de corto plazo; por ejemplo: dotar a las Fiscalías de mecanismos para que puedan generar investigaciones que esclarezcan los hechos; mejorar la gestión de casos para combatir el rezago de expedientes y limpiar la corrupción de todo el sistema de justicia, desde Ministerios Públicos, policías, abogados y jueces. “Mientras no limpiemos la corrupción de los que investigan, no tendremos ningún cambio en la justicia penal”, refirió.

En tanto, Irene Tello Arista, Directora de Impunidad Cero, al hablar de la necesidad de mejorar el eslabón que integra el sistema de justicia -uno de los puntos del Decálogo-, comentó que los actores del Sistema de Justicia no pueden actuar de forma aislada y deben dimensionar que todas son parte de un todo, por lo que es fundamental que se articulen. “Cualquier reforma que no tome en cuenta que este sistema es integral, corre el riesgo de fallar. Para poder combatir la impunidad tenemos que mejorar cada parte del sistema de seguridad y justicia”, consideró.

El Decálogo por la Seguridad y la Justicia aborda los siguientes puntos:

1. Reconstruir el Sistema Nacional de Seguridad Pública.

2. Prevenir las violencias y la delincuencia

3. Consolidar la vía hacia la seguridad a través de rescatar y luego fortalecer a las policías. Deben rescatarse a las policías locales.

4. Mejorar las capacidades de investigación de las procuradurías y las fiscalías de los Estados y la Federación.

5. Contar con modelos de gestión en las procuradurías y fiscalías.

6. Crear políticas integrales para reducir la corrupción en ministerios públicos y policías.

7. Mejorar cada eslabón que integra el sistema de justicia.

8. Aumentar y consolidar la coordinación Policía-Perito-Ministerio Público.

9. Rescatar y fortalecer al sistema penitenciario.

10. Sancionar los delitos de corrupción y recuperar recursos obtenidos ilegalmente.

En su conclusión, Estefanía Medina, cofundadora de TOJIL dijo que se ha metido mucho la idea de que “seguridad, justicia y combate a la corrupción son actos o funciones monopólicos del Estado, y la verdad es que no: los que vivimos las consecuencias somos todos los ciudadanos, y tenemos no solo el derecho de participar, opinar y sumarnos, sino incluso la obligación de estar pendiente de las cosas que nos preocupan para ocuparnos”, concluyó.

María Elena Morera expuso que los #10xSeguridadyJusticia ofrecen opciones para avanzar hacia un sistema integral de procuración de justicia. “Los cambios no son pocos y no son fáciles. Debemos estar atentos a que necesitamos muchas voces y muchas acciones. Necesitamos abrir la discusión, generar espacios de confianza entre ciudadanos y autoridades, porque ni los ciudadanos solos, ni las autoridades solas, van a poder cambiar este país”:

Max Kaiser insistió que, hoy no hay discusión más importante en México que la seguridad, “si no tenemos seguridad y no hay justicia, no hay manera de tener una democracia funcional”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here