Williams Cortez

Coatepec, Ver.- Niños de 10 y 12 años están siendo utilizados por delincuentes, quienes, además de inducirlos al consumo de drogas, les ordenan romper las lámparas de las calles e incluso cometer robos.

Lo anterior fue reportado por vecinos de la colonia Fernando Gutiérrez Barrios de este pueblo mágico, en donde las calles oscuras facilitan la comisión de delitos.

Niños de 10 y 12 años están siendo utilizados por delincuentes

Niños de 10 y 12 años están siendo utilizados por delincuentes para consumir drogas y cometer desmanes en las calles de la colonia Gutiérrez Barrios de #Coatepec; se drogan, rompen lámparas y roban, relatan vecinos.Mira el video: #Xalapa #Veracruz #SSP #FGR #FGE

Posted by Primer Párrafo on Wednesday, July 24, 2019

Los habitantes de esta popular colonia ubicada en la zona sur de Coatepec se dijeron preocupados por la presencia de una banda delictiva encabezada por un sujeto apodado “El Roll-on”, cuya guarida se ubica en el andador uno.

Se trata, aseguran, de un grupo de al menos seis hombres que a diario se reúnen para cometer alguna fechoría. Lo mismo agreden a los transeúntes que se meten a las viviendas a robarse la ropa, los tanques de gas.

UNA COLONIA SIN REGULARIZAR

La Gutiérrez Barrios es una de las colonias más pobres de este municipio, la mayoría de las casas se han ido construyendo sobre una ladera de tierra que constantemente sufre reblandecimientos por efecto de las lluvias, poniendo en riesgo la vida de sus habitantes.

Aquí cualquier material es utilizado para improvisar muros de contención, lo mismo se colocan costales con arena que rejas de plástico rellenas de grava, también sirven maderas, troncos, cascajo y piedras para intentar detener el desgaste de la tierra.

Desde hace 27 años, cuando llegaron los primeros colonos, las familias se las han ido ingeniando para construir sus viviendas combinando laminas, madera y un poco de material en la base.

Cuentan que con los servicios básicos han batallado más, pues la falta de escrituras por estar asentados en una zona catalogada como de riesgo, les ha impedido que las autoridades las escrituren y regularicen la colonia.

Fundada en 1992, al año siguiente ya había 12 casas pero en 1995 el número se disparó exponencialmente y en la actualidad en censo arroja la existencia de 190 casas, de las cuales solo 50 se encuentran en la parte alta y las restantes 140 distribuidas sobre la ladera y la parte baja, muchas junto al río.

Ahora los vecinos piden la intervención de las autoridades municipales y estatales para poder regularizar sus viviendas y con ello poder acceder a los beneficios que les otorga estar municipalizados, entre otros, el de la seguridad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here