Amanecieron cortadas varias estatuas de Xalapa; las vendieron como chatarra

Foto/ Francisco De Luna
Compartir

Francisco De Luna/

Xalapa, Ver.-Para robarse a una de las estatuas, la placas y otras figuras que integran el monumento “La presencia de Veracruz”, los ladrones utilizaron seguetas, pinzas y hasta martillos. Fue así como parte de esta obra terminó vendida y entre fierros viejos.

La escultura es conocida popularmente como “Los Pescadores” y se ubica en el fraccionamiento Nuevo Xalapa, entre las calles “Rafael Guízar y Valencia” y “Manantiales” de la ciudad de Xalapa.

Las figuras son de cobre, están colocadas sobre una fuente y la integran ocho personajes: dos jarochos, dos pescadores, un leñador, un cafetalero, así como una mujer campesina en compañía de su hijo.

Éste último, ya no existe –seguramente ya fue fundido por los vendedores de fierro-, contó don Pascual Salas, vecino de la calle Enrique C. Rébsamen, entrevistado mientras hacía ejercicios en este espacio.

Acude cada tres días a caminar por el predio “La Joyita”, baja por Xalapa 2000 y se detiene un rato en la fuente y descubrió que este miércoles una de las piezas, así como su ornamentación habían desaparecido.

La estatua del niño campesino media aproximadamente un metro; acompañaba a su mamá y ambos representaban el regreso de una jornada del campo, cargando frutas recién cosechadas.

Pero esta imagen desapareció de la noche a la mañana y los vecinos del fraccionamiento Nuevo Xalapa, creen que el robo ocurrió entre el lunes y martes de esta semana.

Acudieron hacia la escultura, verificaron todo el saqueo y dijeron que harían el reporte a las autoridades municipales.

Los cortes son “frescos”, aun se siente el filo y la rebaba del fierro, se nota un color grisáceo. Sólo quedaron los pies de la figura de cobre; esa parte luce los huaraches y el polvo del metal.

Todo lo que brilla es robo

Don Pascual suelta un chascarrillo para referirse a las pérdidas que ha sufrido esta escultura –y agrega- parece que aquí l agente entiende mal el dicho y “piensan que todo lo que brilla es robo”.

En ese instante señala que a los dos pescadores les cortaron las redes que median casi dos metros de largo. Estas colgaban desde las manos hasta el piso de la fuente.

También “cargaron” con los peces de bronce –esos aparentaban estar saltando por haber salido del agua-, calcula que eran como 40 pues cada pescador había atrapado unos 20.

Foto: Francisco De Luna
Foto: Francisco De Luna

Del otro lado al cañero le cortaron el machete, sólo le quedó el manguillo sostenido por su mano derecha; pero entre las maniobras del robo la estatua quedó frágil –ahora se mueve-, aunque el vecino considera que también intentaron arrancarla.

Los ladrones también despegaron los adornos de las “Caritas Sonrientes” que representan a la región del Totonacapan, de la zona norte del estado de Veracruz. Eran unas diez, además de círculos que corrieron la misma mala suerte.

Otros de los vecinos como el señor Manuel Antonio Santiago, comentó que la placa fue robada hace varios años, -no recuerda cuánto tiempo-, pero está seguro que fueron los “chatarreros”.

Siempre dañada

Esta escultura además tiene elementos –también de bronce- a unos costales cargados de café, caña, cazos con frutas y verduras, así como una vasija y un rostro dragonesco.

Su nombre real es “La presencia de Veracruz” y desde su instalación en 2008, comenzó a sufrir afectaciones, primero fue grafiteada, la llenaron de firmas y rayones.

Posteriormente pasó el gustó por su colocación y la fuente dejó de tener agua; pasó varios meses sin mantenimiento.

Como el lugar es oscuro, siempre facilitó a los maleantes causar daños y hasta robarse las piezas.

Las estatuas fueron colocadas en el año 2008; fue retirada en 2010 porque habían sido robadas seis piezas. La reparación tuvo una inversión de 2 millones de pesos que pagó el Ayuntamiento de Xalapa, -de acuerdo con las declaraciones del entonces director de Servicios Municipales Alberto Carreira Pérez-.

En abril de 2011 volvió a colocarse en su totalidad, aunque el mantenimiento duró pocos meses.

El autor de esta obra es Carlos Espino quien juntó con funcionarios municipales inauguraron la puesta frente a la facultad de Psicología.

“La Presencia de Veracruz”, refleja lo más representativo del estado, como el origen prehispánico, la actividad productiva y el folclor de la música jarocha.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.