EPN en peligro de juicio político

Enrique Peña Nieto durante su campaña en Veracruz en 2012.

EPN en peligro de juicio político

Mario Mijares

1.- Al finalizar el sexenio del espurio presidente Felipe Calderón, se presumía que éste podría ser llevado a “juicio militar”, debido a que una organización nacional, entregó tal petición a organismos internacionales. Y es que quién no recuerda cuando Calderón ordenó a la Armada, para que fuera ella, quien saltara a patrullar las calles del país. No obstante, esa fuerza armada se transformó de inmediato en un “ejército pretoriano” en pleno siglo XXI, con probada lealtad a su comandante supremo. Así al final, fue una potencia militar que destruyó las instituciones que juró defender el mismo Calderón. Todos ellos, enmascarados, realizaron retenes agresivos por todo el país, violando siempre los derechos de los mexicanos, mayormente del libre tránsito, garantizado en la Constitución.

Calderón, fue un individuo confundido, nunca fue político, tampoco estadista y menos estratega. De haber sido cualquiera de estos, tal vez hubiera llevado a buen término al Estado Mexicano. La prensa mexicana lo ha fotografiado de cuerpo entero, especialmente los “caricaturistas, quienes lo describieron como; un bebedor de sangre y alcohol. Un ser patológico afectado de guerra y violencia. Este tipo de individuos son salvajes sin tribu, los cuales no respetan la ley.

No obstante, a que se comprobó que fueron más de cien mil muertos en su administración. Jamás progresó la demanda de “juicio militar”, y menos el “juicio político”, ya que EPN lo protegió en todo momento, y todo por haberle entregado la presidencia en bandeja de plata. Asimismo, tales demandas no progresaron, pues las redes sociales aún no entraban en acción, como se da hoy día, en donde ya la mayoría de habitantes de este país, ya se enteran y, sobre todo, se organizan en base a la información salida de la misma población.

2.- El resultado de las elecciones del 2012, no podría tocar más fondo respecto a los fraudes, sin dejar de comentar el enorme analfabetismo de millones de habitantes de este país. Resulta inadmisible, que después de aproximadamente 70 años de absurdos gobiernos con las siglas del PRI, y de dos sexenios absurdos de gobierno panista. Los electores votaran de esta manera: Josefina Vázquez Mota, 12, 773, 972 votos; Enrique Peña Nieto, 19, 213,502 votos, Andrés Manuel López Obrador 15, 885, 667 votos, Gabriel Cuadri de la Torre, 1, 150,171 votos, Anulados 1, 240, 3757.

La compra de votos por parte Enrique Peña Nieto fue impúdica. Sin embargo, esto fue y es la repetición de lo que ha sucedido en México por años una y otra vez. El diario Reforma el 14 de julio, informó lo siguiente; El Grupo Comercial Innizzio S.A. de C.V., e Importadora EFRA S.A. de C.V., trianguló dinero entregado a MONEX para pagar tarjetas usadas por el PRI en la contienda electoral. Innizzio fue una empresa fantasma, la cual fue ubicada en la calle de Homero # 136, despacho 1004. Asimismo, La Jornada, del 4 de agosto, en su nota principal dice: La Coalición Movimiento Progresista entregó las pruebas en donde Luis Vidigaray es el administrador de la cuenta bancaría 0300806935 de Scotiabank, cuyo titular es el gobierno del Estado de México, quien le depositó 50 millones de pesos, para las triangulaciones de recursos públicos en favor de la campaña de EPN. Las instituciones del Estado Mexicano, funcionaron una vez más, en favor del fraude. Alejandro Luna Ramos Magistrado del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) rechazó toda impugnación de las elecciones. Lo mismo sucedió con IFE y la FEDAPE, quienes se apresuraron a darle el triunfo a EPN, hoy día continúan con tales actividades, las cuales ya están siendo documentadas por organizaciones de habitantes de este país.

3.- Así a un año de terminar el periodo sexenal de EPN, actualmente ya trabajan esas organizaciones en contra de: “el fraude” y “la corrupción”. Estructuras sociales que sin el apoyo de las redes sociales y programas como el de Carmen Aristegui vía Internet, jamás se hubieran aglutinado. Si tales organizaciones logran detener el fraude electoral en el Estado de México, harán historia y será posible que EPN sea llevado a “juicio político” y quizás hasta “juicio militar”. Ya que al igual que su antecesor ha “utilizado” a las fuerzas armadas, con resultados nefastos que igualan la cifra de cien mil muertos, y desaparecidos de su protector y ahora protegido antecesor. Un Calderón que todo el sexenio de EPN, ha salido en lo público de manera cínica una y otra vez, incluso haciéndole ruido al presidente.

Los videos de las redes como ese el caso de Palmarito entre otros, que hacen recordar episodios como el de Tlatlaya, hombres ya rendidos fueron ejecutados por fuerzas militares. Ambos tiranos de distintos partidos, deben ser llevados a las cortes marciales, no hay duda, pero sólo se podrá dar si AMLO llega, pues él no se opondrá a las demandas de las organizaciones que lo están llevando a cabo sobre todo a EPN.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.