Experto en seguridad ¿de quién?

Yunes Linares.
Compartir
Revelaciones
Experto en seguridad ¿de quién?
Margarito Escudero Luis
A 10 meses de haber asumido el control del estado jarocho, Miguel Ángel Yunes Linares no ha dado muestras de capacidad para resolver o intentar resolver los graves problemas que aquejan a la entidad.
Las únicas muestras de capacidad que ha dado el gober, son de manejo de las redes sociales, en especial Facebook, donde se ha revelado como gran conductor de eventos duros para la gente, como son los sismos y las recientes inundaciones en Minatitlán y San Andrés.
El candidato Yunes Linares que se vendió como experto en seguridad y que su principal oferta de campaña fue acabar con la inseguridad en seis meses y lo llevó a ganar la elección, decepcionó a los veracruzanos, pues lejos de acercarse a una solución a la inseguridad rampante que daña a Veracruz, el estado se hunde cada vez más en el descrédito nacional e internacional, las bandas criminales enseñorean, los muertos se cuentan por cientos, las extorsiones, secuestros, desapariciones de personas están a la orden del día.
Mientras los encargados de la justicia, amigos, carnales del gober, además de su incapacidad para investigar y encarcelar delincuentes, van pifia sobre pifia, ridículo tras ridículo y no hay nadie que los meta al orden, ni autoridad que les exija resultados para la sociedad, no para el ego del gober.
En esa falta de resultados, Yunes Linares cambia bruscamente su concepto de seguridad, rompe el esquema que se venía usando desde tiempos de Javier Duarte y, de manera unilateral, sin consultar con nadie, propio de su egolátrica personalidad, vuelve al esquema de policía municipal, dejando aparentemente de lado la estructura del Mando Único.
De alguna manera el gober pactó u ordenó a los alcaldes salientes y no consulta con los presidentes municipales entrantes para quienes recaerá la responsabilidad de operar la policía municipal, sin recursos y sin estructura alguna, puesto que la anterior fue totalmente desmantelada por las huestes de Javier Duarte.
Deja colgados de la brocha a los nuevos alcaldes, a las cámaras empresariales, ignora a los diputados en un nuevo acto de soberbia, supone el gober que él es la única autoridad en Veracruz, viola las leyes, viola la Constitución, ofende a la sociedad, permite vía libre a los delincuentes y, en su obcecada guerra contra Morena, pretende dejar “Tierra Quemada” a las nuevas autoridades de ese partido que iniciarán funciones el primer día del año entrante.
Todo eso sin importarle meter en problemas a los 112 ayuntamientos panistas (qué son la mayoría) y que teóricamente, gobernarían con él.
Yunes Linares da la impresión de haber perdido el rumbo, o que nunca lo encontró. Su finalidad parece ser, es entronizar a su familia, ni siquiera la naturaleza le ha llevado a gobernar, pues más bien parece enviado especial para cubrir el desastre.
MÁS PATRULLAS
El pasado 19 de octubre, el gober estuvo en Coatzacoalcos para entregar patrullas. Un acto más de propaganda inútil. ¿Cuántas de esas fastuosas ceremonias han visto los Coatzacoalquenses? Mucho glamur inútil, ya que la delincuencia se pitorrea de las puestas en escena del gobierno y actúa con más virulencia.
No sabemos si Yunes sepa que los policías están metidos en la delincuencia, o se hace de la vista gorda, pues algunos taxistas aseguran que son elementos de policía quienes les ofrecen garrafas de diez litros de gasolina a solo cien pesos.
Cuando un ciudadano se acerca a alguna patrulla cercana para denunciar que está ocurriendo un delito, los agentes le responden simple y groseramente: “no te metas en pedos”. ¿Así cómo?
Lo más increíble es que líderes sociales, militantes de oposición,  partidos de izquierda cuyos lemas han sido “salvar al país”, no se han atrevido, no han querido agarrar al toro por los cuernos.
Yunes Linares debería estar fuera del gobierno, pero se ha apropiado de todos los instrumentos legales para afianzarse al poder, tiene bajo su control al Congreso del Estado, al Poder Judicial, a la Fiscalía, a la policía; o sea, el estado es él, sólo sus chicharrones truenan.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.