Pueblo sin ley

Guadias ciudadanas.
Compartir

Línea Política

PUEBLO SIN LEY

Agustín Contreras Stein

 

VERACRUZ, se ha convertido, efectivamente, en un pueblo sin ley.

No hay, por más esfuerzos oficiales que se hagan, la tranquilidad que la gente necesita para poder trabajar, para poder transitar, para poder divertirse en algún lugar público, o bien, hasta para convivir en los propios centros comerciales, hasta donde ha llegado la acción de la delincuencia.

Pero, lo más grave de todo este asunto, es que tampoco, en los propios hogares, se puede vivir con seguridad, pues los robos a casa habitación son tan frecuentes que la misma gente que vive en las ciudades, han tenido que armarse, ilegalmente, para poder defenderse de los ataques diarios de los delincuentes.

La delincuencia en toda la entidad, ha rebasado, por mucho, a la propia fuerza del Estado, pues ya no vale, ni siquiera, la garantía de seguridad, propuesta por el gobierno, trayendo de la federación, los mil policías federales que ya operan en todo el territorio estatal, además de la gendarmería, el ejército, la policía militar, naval y la de seguridad pública del mismo Estado, que como todos sabemos tienen la obligación ineludible de mantener la seguridad de los gobernados a través de sus acciones de prevención de delitos.

El Estado sufre, su gente vive atemorizada, amenazada y sin entender lo que esta pasando.

Veracruz, vive una etapa política, social y económica, nunca vista. Le han robado todo, desde el pasado gobierno, en que perdió dinero, confianza, seguridad y tranquilidad. Le han quitado el sueño y quienes prometieron devolverle lo robado, han fracasado, cuando menos en lo que va de esta administración bianual.

Y es que los veracruzanos, no se han equivocado en su voto. Sencillamente, ya no encuentran opciones políticas seguras, pues todas han padecido de lo mismo, es decir, nunca se han cumplido compromisos, esperanzas y promesas.

Ya no hay seriedad en nada, porque lo importante es mantenerse en el poder y desde ahí gobernar con la fuerza y con el engaño de que se esta cumpliendo al pie de la letra con lo ofrecido.

Se esta llegando, lamentablemente, al grado en que la ciudadanía este pensando en nuevas formas de cambiar el destino de una entidad, como la nuestra, que ha gozado de prestigio nacional e internacional, por sus diversas manifestaciones de vida, tanto en la cultura, como en la política, como también en su alegría de vivir y con entusiasmo. Esa forma en que se están viendo la cosas, de cambiar al Estado, es preocupante, desde luego, pero acaso, necesaria ante el panorama que se vive, que de inseguro, se ha vuelto aterrador.

Y ante la evidente desestabilización política, económica y social, y ante el fantasma de la ingobernabilidad, la creciente angustia de la gente, la impotencia, la desconfianza, la constante violación de los derechos humanos, el hartazgo de la sociedad, la falta de atención de los gobiernos, tanto nacional, como estatal y municipal, se va generando paulatinamente, la organización vecinal que luego pasará al municipal, para dar paso a una reacción estatal y posteriormente, a un estado de guerra civil para combatir, directamente, a la delincuencia que azota la entidad.

Y esto sería grave, porque se estaría, de alguna manera, confirmando que Veracruz, ya es un estado fallido.

Sin embargo, todavía son tiempos de acatar el descontento de la población, evitando que las cosas puedan caminar hacia lo terrible. Hay formas de entender que los veracruzanos, quieren paz, tranquilidad, orden administrativo, política civilizada, seguridad en el trabajo, en los bienes y en el hogar. Tratamiento gubernamental, fuera del rencor y la amenaza, pues no siempre se vive en el poder y cuando éste concluye, ahí están las consecuencias, como muchos ahora lo están entendiendo, comenzando por el mismo Ex gobernador del Estado, que ha tenido que sufrir, en carne propia, los desdenes de la población, el rechazo social y para colmo, el sufrimiento en una cárcel fuera del país, donde nadie, supuestamente, lo conoce, cargando, además, con la marca de estar siendo, históricamente, el peor Gobernador de la entidad.

Por ello, las autoridades estatales, tienen ahora, el enorme compromiso de salvar a Veracruz.

Basta con tenerle un poquito de amor y de respeto a la tierra que les vio nacer.

———————–

SE ESTARIA, EN UN POCO de acuerdo con la iglesia católica, que busca, de alguna manera, proteger al ser humano, no precisamente cuando es viable su vida, sino desde su propia gestación, evitando que se practique el aborto de cualquier manera.

Pero hay formas actualmente, que permiten no engendrar, por lo que, la iglesia, también debiera promoverlas para que no haya, más tarde, el recurso del aborto.

Sin embargo, hasta la fecha, los propios ministros eclesiásticos, han criticado severamente que la ley llegue a permitir el aborto, convirtiendo a esta practica en legal procedimiento para evitar la vida del ser humano, pero no han contribuido con propuestas viables que puedan considerarse en estos tiempos como propias para evitar esta práctica y en cambio son constantes los llamados a tener los hijos que Dios, pueda conceder.

Se trata, pues, quizá, de sus propios intereses, porque a menos habitantes, menos fuerza de la iglesia, porque su existencia esta basada, financieramente, en la contribución de cada uno de los habitantes que se consideren católicos. No se sabe que la subsistencia de la iglesia, este respaldada por el trabajo permanente de sus integrantes, ni tampoco de que tengan fuertes empresas que trabajen directamente para la misma, aunque sí, hay, de alguna manera, importantes inversiones que con el tiempo la han convertido en un poder económico de grandes dimensiones.

Evitar el aborto, es responsabilidad social de todos, tanto del Estado, como de la Iglesia, pero también se debe contribuir a evitar que la población crezca, porque es precisamente la causante de tantos problemas en el mundo.

————————-

ES CIERTO, COMO LO DICE el Gobernador del Estado, Miguel Ángel Yunes Linares, que no puede despedir a ningún funcionario, solamente, porque los periodicazos así lo demanden.

Pero hay casos, como el de la Legislatura, que deben tomarse en cuenta y aunque no es competencia del Ejecutivo, si debe haber comunicación entre estos dos poderes, sobre todo, porque ahora, el legislativo es también administrado por una Junta de Coordinación Política, con personas de los mismos partidos políticos que gobiernan al Estado.

El asunto es que Sergio Melo, Coordinador de Comunicación Social, ha sido exhibido como el creador de empresas fantasma, que cobran importantes cantidades de dinero, aprobadas por esta importante área del Congreso local, lo que si bien ha quedado demostrado plenamente, no se han tomado las acciones que castiguen estos delitos, despidiendo, por lo menos, al famoso Coordinador de Comunicación Social.

Son tiempos, todavía, de evitar mayores errores administrativos y poner orden en Comunicación Social, porque en lugar de difundir los trabajos legislativos, la prensa se ha dedicado en los recientes días, a señalar contundentemente todo lo contrario.

————————–

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: ac_stein58@live.com.mx

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.