Se le agüitó a Yunes contratar más deuda

103
Fotografía ilustrativa tomada del Congreso local.

Punto y coma

Se le agüitó a Yunes contratar más deuda

Por Yair Ademar Domínguez

Se le agüitó al Gobernador del Estado, Miguel Ángel Yunes Linares, la aprobación de la llamada “restructuración”para que el Estado contratara más deuda. En un santiamén se le esfumó al gobernador la posibilidad vislumbrada de obtener un nuevo crédito millonario, bajo el esquema es de poder obtener, para los meses restantes de su gobierno, una “liquidez” mayor. En pocas palabras, la intención vertebral del gober, era obtener un Cheque en Blanco.

Desaire bárbaro le causó el Congreso del Estado a Miguel, rechazando el dictamen para la “restructuración” de la deuda que de origen fue propuesta por él (El Ejecutivo), y subrayo de origen, puesto que lo sometido al pleno durante la sesión extraordinaria fue la versión arreglada bajo la mesa, con disentimientos propios del mismo Gobernador.

Con un retraso mayor a la hora y media, inició la sesión programada para abordar, principalmente, el proyecto de la “restructuración de la deuda”; mismo que en la sesión extraordinaria pasada el PAN, PRD y la Comisión Hacendaria, decidieron echar para atrás porque el número de votos necesarios para su aprobación no cuadraba (dos terceras partes).

Restructurar la deuda, o mejor explicado: endeudar más a Veracruz, era el sueño guajiro del gobernador; quien encomendó a Sergio Hernández y la bancada azul, aprobar la “reestructuración” de los 46 mmdp de deuda, esto con la finalidad de obtener un flujo efectivo: 1,400 mdp durante el 2017 y 1,700 mdp durante el 2018, entre otras cosas.

Nuevos aliados del Yunismo

A diferencia de lo que Miguel Ángel afirma, no todos los integrantes de los diferentes partidos que componen la Legislatura votaron por igual, sino que uno que otro diputado sorprendió al dejar verse con la camisa del albiazul. Vaya que Miguel ha conseguido nuevos aliados:

(I).-Con el perdón otorgado por Yunes Linares a quien fungió como Contralor del Estado durante el mandato tricolor del hoy prófugo Javier Duarte de Ochoa, Ricardo García Guzmán, y además de ahora presentarlo como la carta fuerte de Acción Nacional para la alcaldía de Pánuco, el hijo de éste debía “alinearse”.

Así fue como el diputado de “Juntos por Veracruz”, Rodrigo García Escalante (“el Delfín”), dio su voto a favor de más endeudamiento para Veracruz, tal como la bancada albiazul lo hizo. Sin duda este ‘delfín’ ya nada en aguas azules.

Después la fuga de Duarte y la llega del PAN a Palacio de Gobierno, todos lo que de alguna forma estuvieron involucrados en los gobiernos priístas (sobre todo los dos últimos) y eran o son identificados como “Duartistas”, decidieron adquirir y hacer uso de prefijo “ex”, tal como Vicente Benítez y Juan Manuel del Castillo, quienes ahora se dicen “exduartistas”.

(II) Vicente Benítez, diputado local por los Tuxtlas, no anda del todo tranquilo. Por dentro sabe que en cualquier momento el actual gobernador lo puede agarrar y mandar de vacaciones junto a Bermúdez Zurita y Flavino Ríos Alvarado (quien de interino pasó a ser interno), y quizá ante ello es que decidió dar su voto a favor del dictamen, esto como un guiño al Ejecutivo; una señal desesperada o un acto de intentar salvación que tras luz se leería: “Ayúdame, y te ayudo”.

(III) Otro “ex duartista” más, que dentro de la quiniela se apostaba votaría a favor, es Juan Manuel del Castillo, coautor y productor asociado del show de la bodega de Duarte encontrada en Córdoba. Misma parecida a set o locación del rodaje “El tesoro perdido”; pinturas, diarios íntimos y manuales de mantras.

En chasco dejó Del Castillo a la bancada albiazul, pues en espera de un voto símil se quedaron. Quizá, para Juan Manuel, la entrega de la bodega le fue suficiente aportación para sentirse de momento salvo y exento de persecución política alguna.

(IV) Una más que causó asombro fue la Diputada Luisa Soto Maldonado, lideresa del sector salud, quien de ser apreciada y hasta llegar a ser llamada “hermana” por Javier Duarte, hace poco fue renombrada como “aliada” por Yunes Linares, apapacho del gobernador que resultó no ser suficiente para traerse al quipo azul su voto, puesto que siguiendo instrucciones votó del dictamen.

(V) Independientes al servicio: Los diputados “independientes” de esta legislatura; Gerardo Buganza Salmerón (duartista) y Sebastián Reyes Arellano (traidor de morena), alineados por voluntad o por voluntades monetarias, secundaron el proyecto para el endeudamiento en Veracruz, y formaron parte de los limitados 25 votos aprobatorios.

Con esto, no queda menor duda de los pactos y amarres de Yunes Linares con los principales funcionarios del gobierno de Duarte, en donde más allá del moche dado para la campaña de Nandito Yunes en el puerto de Veracruz, se ponen sobre la mesa el servilismo y la fidelidad política (no de la roja)…

Algunos por miedo o afán de mantenerse exentos de la “justicia” a modo del gobernador y su asistente Winckler, otros por candidaturas o guiño político; decidieron sumarse a las filas de la nueva dinastía en Veracruz, muy similar a la fidelidad y al duartismo, llamada Yunismo.

A su antojo quieren todo

El no haber acompletado los votos necesarios para que el dictamen de la supuesta “Restructuración de la deuda” saliera palomeada de la Legislatura Local, causó dolor en los diputados azules, tanto que a modo decidieron utilizaron a Comunicación Social (institucional) del Congreso del Estado, para insistir en el desgastado discurso de manejan sobre la alianza entre PRI y MORENA… No les quedó de otra ante el eminente fracaso de la bancada Panista.

El PAN debe entender que tener la presidencia en el congreso, no es sinónimo de pase expedito para hacer y deshacer al antojo del gobernador lo que se plazca en este recinto legislativo, pues pareciera que este gobernador quiere convertir al congreso en una marioneta del Ejecutivo… igual a como en su momento lo hizo el tío de la fidelidad.

Conclusión…

Con frustración semi oculta, salió el gobernador a señalar a MORENA, PRI y PVEM, como autores de que no se aprobara más deuda para Veracruz.

No le cuadraron los números al gobernador, o mejor dicho él mismo se puso la soga al cuello ante la desesperación de que a más de 100 días de su prometedor Gobierno, no se tengan avances mínimos. Desesperación que lo llevó a intentar aplicar su conocida justicia selectiva, “atrapando” en un montaje más al exgobernador interino, lo que fácilmente causó molestia entre el priismo y le hizo perder votos tricolores para aprobar el dimen de la deuda.

Recordemos que en votaciones importantes, previas a la reciente sesión, el panorama se ha polarizado evidenciando que la batalla legislativa siempre ha sido 38 versus 12. Durante las votaciones para aprobar, entre otras cosas, la Mesa Directiva y la Integración de la Comisiones, así como el Presupuesto; el resultado fue el mismo: juntos, PRI, PAN, PRD, PVEM, han planchado a la bancada de MORENA con 12 integrantes.

El fracaso y la NO aprobación de más deuda para Veracruz no es resultado de una alianza contra el PAN, mucho menas bajo absurdo juicio de ser orquestada por PRI y MORENA, sino una batalla que la propia bancada morenista propuso desde la instalación de la Legislatura con la Iniciativa de la llamada “Ley de Austeridad”, presentada por la Diputada Tanya Carola Viveros, misma iniciativa que hasta hoy ninguna fracción parlamentaria decidió ‘pelar’.

La realidad concreta es que al PAN no le dio para lograr tejer los acuerdos suficientes con PRI y PVEM (aliados de siempre), y así alcanzar las dos terceras partes necesarias para aprobar la hoy esfumada y pintada “reestructuración”. Tendrá el gobernador que ajustarse al aún jugoso presupuesto de 101 mil millones, para este 2017.

yairademardv@gmail.com

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta