¡Si no la debes, no la pagues!

99
Firma de un crédito. Imagen ilustrativa.
Firma de un crédito. Imagen ilustrativa.

Teresa Carbajal

• ¡Si no la debes, no la pagues!

Debo no niego, pago no tengo 

Cuando un cliente no esté de acuerdo con alguno de los cargos que aparecen en su estado de cuenta debe inmediatamente solicitar a su banco la aclaración correspondiente, presentando un escrito que contenga a detalle, los movimientos con los cuales no esté de acuerdo, la copia de su identificación y precisar a donde se le enviará la respuesta.

O acudir directamente a Condusef (en modalidad electrónica) a presentar su queja formal. Pero jamás, jamás, pague lo que no debe.

El asunto de los cargos no reconocidos, como se le conoce a las operaciones no realizadas por el titular de una cuenta sino por un tercero que obtuvo de manera ilícita los datos de tarjetas como nips, o claves de acceso; representa una de las principales causas de reclamo de quienes en éstos días acudieron al precitado organismo.

Sin embargo esto no es de ahora, los bancos suelen declinar ya por “oficio” la solicitud de aclaración y reembolso de, -por ejemplo- un cliente de Xalapa, que desconoce la autoría de disposiciones realizadas un mismo día en Guadalajara, Oaxaca y Sonora con diferencia de minutos, o las compras hechas con su tarjeta de boletos de avión, tiendas departamentales, el pago a tarjetas de crédito de terceros, o que simplemente le vaciaron la cuenta, dejándole un saldo a pagar y con intereses.

A pesar de lo evidente y justo del reclamo en muchas ocasiones el usuario se queda con el “golpe”, pues es revictimizado por su propio banco, al no proporcionarle lineamientos claros de cómo deber interponer su queja, hacerlo hablar mil veces al mismo número sin éxito, o enviar correos que nunca tendrán respuesta. Quisiera poner un ejemplo de los muchos que conozco pero por razón de espacio, conviene más hablar sobre lo que no debemos hacer si somos víctimas de este tipo de hechos, pues hay quienes han llegado hasta endeudarse para pagar lo que no deben, orillados desde luego por la desesperación e impotencia de no saber qué hacer, o a quien acudir.

El banco debe suspender el cobro de lo que ya está en aclaración o proceder al reembolso hasta en tanto se concluye el trámite. Es tu derecho.

Y si por alguna razón aún ante la autoridad, el Banco insistiera en no reconocer su obligación de reembolso de las cantidades reclamadas, debes pedir la emisión de un Dictamen Técnico que te servirá como respaldo para poder demandar en la vía jurisdiccional. Porque seguro: vas a ganar.

El 28 de julio 2020 observé en la Gaceta Legislativa 96, la propuesta de un diputado local para incluir educación financiera en la Educación de los Veracruzanos, la exposición de motivos que inicia con una frase de Warren Buffett, me da una idea de lo mucho que les falta a nuestros representantes populares para concebir iniciativas que respondan de manera integral a la protección de nuestras finanzas personales.

Es importante conocer nuestros derechos, y la forma de hacerlos valer, la falta de educación financiera no es la única causa de convertirnos en usuarios fallidos de servicios financieros, existen: abusos bancarios, malas prácticas, publicidad engañosa e ineficacia de los canales internos de solución de las entidades financieras conocidas como UNE´s.

Si tiene dudas o deudas llame al 2281148502 visite www.elbarzonrc.org Contacte elbarzonrc@yahoo.com.mx, O sígame en @terecarbajal

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here